Curiosidades: ¿tienen los insectos nariz?

16 octubre, 2017

Por Eddy Montilla

No. Nosotros necesitamos aire en los pulmones para vivir y la nariz juega un papel muy importante en este trabajo permitiendo la entrada de oxígeno en nuestro cuerpo. El sistema respiratorio de los insectos, sin embargo, es diferente, aunque eso no significa que no respiran, sino que en vez de la tradicional nariz en los humanos u hocico en algunos animales, los insectos tienen unas aperturas llamadas espiráculos por donde entra el aire que necesitan. Para “oler” los insectos generalmente usan sus antenas o pelos que crecen en su cuerpo.

Copyright 2017 hablemos1poco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.

Anuncios

Frase del día: el camino fácil

15 octubre, 2017

Por Eddy Montilla

DISTANCIA

Por todas partes usted puede escuchar últimamente cosas como estas: “¡Aprenda cualquier idioma en un mes con este fácil método!”, “¡Limpie en segundos su inodoro con solo echar esta tableta y descargarlo!”. El camino fácil, cuando no está respaldado por un efectivo y eficiente trabajo duro, conduce a la pereza, mata el espíritu creativo y sobre todo, resulta más caro.

Copyright 2017 hablemos1poco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.


Curiosidades: ¿cuántos pies tienen los calamares?

14 octubre, 2017

Por Eddy Montilla

Calamar

Ninguno. Para ser más exacto, los calamares no tienen pies, sino manos, diez en total, si incluimos sus dos tentáculos, más largos que los demás y usados para capturar sus presas.

Copyright 2017 hablemos1poco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.


Frase del día: la perfección

13 octubre, 2017

Por Eddy Montilla

La perfección es humanamente inalcanzable. Por tanto, nuestro deber es tratar de estar lo más cerca posible de esta.

Copyright 2017 hablemos1poco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.


Curiosidades: ¿cuánto mide el cangrejo más grande del mundo y dónde se encuentra?

12 octubre, 2017

Por Eddy Montilla

El “Takaashigani” (タカアシガニ), un cangrejo gigante que vive en las aguas cercanas a la costa de Japón es considerado el más grande del mundo en su género. Debido a su semejanza con una araña, es conocido como “el cangrejo-araña japonés” en el mundo occidental. La traducción de su nombre japonés, sin embargo, sería “cangrejo de patas largas”. El tamaño de su caparazón es aproximadamente de unos 30 centímetros y si extendemos las patas que tienen sus pinzas, esta criatura marina puede sobrepasar los tres metros en tamaño.

Copyright 2017 hablemos1poco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.

Foto: Cortesía de Ruth Hartnup bajo los criterios de Creative Commons (Flickr).


A reír: el loco ladrón

11 octubre, 2017

Por Eddy Montilla

Nota aclaratoria: El siguiente chiste es una historia ficticia creada por el autor con la único deseo de traer sana diversión al lector y no tiene, por tanto, la más mínima intención de burlarse de las personas con problemas mentales.

“Doctor, ayude a mi hermano que se está volviendo loco. Él se cree un ladrón”.

“¿Y por qué no trajo a su hermano?”

“Él viene más tarde. Primero va a pasar por la casa de usted”.

Copyright 2017 hablemos1poco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.


ESTADOS UNIDOS, donde cada masacre por tiroteo le da la bienvenida a otra peor

9 octubre, 2017

Por Eddy Montilla

En Estados Unidos, poseer un arma de fuego es como el Super Bowl, parte de la cultura, pero con la gran diferencia de que el segundo trae diversión y el primero trae dolor y muerte. Se dice que esa característica casi obsesiva de los norteamericanos de poseer armas tiene su origen en los inmigrantes que llegaron desde Europa, quienes al sentir ausencia de autoridad, optaron por defender a sus familias ellos mismos. Lo que esas personas nunca imaginaron fue que las armas llegarían a ser tan letales como los son hoy en día ni que podrían adquirirse tan fácilmente en una simple tienda comercial como si se tratara de la compra de algún artículo para el hogar.

Ya han pasado muchos años desde el tiempo de aquellos pobladores y, por lo tanto, si la situación relacionada con la muerte por armas de fuego todavía no ha sido resuelta, es a la generación actual a la que se le debe pedir cuentas. Los dirigentes del gobierno y la población han fracasado en sus intentos de reducir las muertes provocadas por balaceras. El caso del rico, jugador empedernido, inversor inmobiliario y ahora famoso asesino masivo, Stephen Paddock en Las Vegas pone de manifiesto que los tiroteos masivos en Estados Unidos están cerca de convertirse en una situación incontrolable. Si los 58 muertos y los cientos de heridos que la cruel acción de Paddock provocó son una gran tragedia, peor es lo que está por venir, algo que se deduce precisamente de la cantidad de armas que fácilmente compró y de la enorme cantidad de víctimas que estas pueden producir.

La venta de armas para Estados Unidos siempre ha sido un negocio lucrativo tanto dentro como fuera del país, por lo que no es necesario explicar cómo pudo Paddock comprar 23 armas potentes, muchas capaces de disparar constantemente cientos de balas por minuto y poder matar a una distancia de 400 yardas (365.76 metros). De no haber estado involucrado antes en actividades criminales muy serias, la única restricción para comprar un arma es, pues, la cantidad de dinero que una persona pueda tener y, en el caso de Paddock, él tenía mucho de esto. Al Gobierno, a los vendedores de armas y aquellos que abogan por estas como defensa, sería bueno preguntarles si una persona necesita 23 armas potentes para defender a los miembros de su familia y para qué se les paga un salario a los policías.

Estados Unidos ha visto más de 200 tiroteos masivos en la última década. Pero lo que debería poner a la gente a pensar seriamente sobre ese problema no es precisamente ese largo tiempo de tragedia, sino más bien la forma como es visto y enfrentado. Esa última década es mucho más que una larga historia de personas muertas a balazos, es solo el preludio, los primeros partos de dolor de problemas mayores que se avecinan sobre ese país. ¿Por qué? Porque ahora los intervalos entre un tiroteo masivo y otro se hacen cada vez más pequeños y lo que es peor, el número de asesinados es cada vez más grande. Y si usted no cree nuestras deducciones a partir de los hechos, por lo menos créanos a partir de los números: desde el año 2010 los tiroteos masivos han ocurrido anualmente dejando víctimas que superaron siempre la decena (salvo el año 2014). A partir del año 2015 los tiradores no simplemente quieren matar, sino superar en víctimas al tirador anterior.

Como en casos anteriores, después de cada tiroteo masivo, la gente comenta, el presidente visita y después de unas semanas, basada en su característica del “move forward” (seguir hacia adelante), la sociedad norteamericana olvidará a Paddock y también el problema inconcluso de las armas fuego hasta que venga otro sádico o enfermo que rompa su récord de asesinatos. Y como cada asesino masivo alimenta las ansias de sangre del mayor número de muertes que produjo el asesino anterior, ya es solo, pues, cuestión de tiempo.

Este artículo fue originalmente publicado en el periódico digital Mundo Y Opinión.

Copyright 2017 hablemos1poco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.