A reír: buena profesión

10 agosto, 2017

Por Eddy Montilla.

“Conociendo sus gustos, es posible saber qué serán ustedes en el futuro”. Dice una profesora a sus estudiantes. “Por ejemplo, elijan una parte de mi cuerpo que les guste y psicológicamente veremos sus posibles profesiones”.

“Me gustan sus uñas, profesora”. Dice una estudiante.

“Tal vez, serás manicura (manicurista), Sofía”.

“Me gustan sus ojos, profesora”.

“Podrías ser oculista, Manuel”.

“Profe, no se preocupe en decirme nada”. Dice Pablito. “Yo sé exactamente lo que quiero ser: ¡ordeñador de vacas!”

Copyright 2017 hablemos1poco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.


A reír: ¿Frutas? No, gracias

29 mayo, 2017

Por Eddy Montilla.

Nota aclaratoria: El siguiente chiste es una historia ficticia inventada por su autor con la única intención de traer sana diversión al lector y no tiene, por tanto, la más mínima intención de burlarse de las personas por su orientación sexual.

Cuarenta años después de su último encuentro, un grupo de hombres se reúne en un bar y después de tomar unas cervezas empiezan a alardear de su vida de mujeriego.

“Cuando yo era joven, me llegaban las mujeres como uvas hay en un racimo”. Dijo uno.

“Y a mí, como plátanos hay en un campo”. Dijo el más viejo de ellos.

“¿Y A ti, Pepe?” Le preguntaron al más joven y muy bien conocido por ser amanerado.

“¿A mí?” Les responde Paco con voz de muchacha. “¡Pues a mí no me gustan las frutas!”

Copyright 2017 hablemosunpoco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.


A reír: la comida del desierto

27 marzo, 2017

Nota aclaratoria: El siguiente chiste es una historia ficticia creada por el autor con el único objetivo de traer sana diversión al lector y no tiene, por tanto, la más mínima intención de burlarse de las personas por sus convicciones religiosas ni tampoco de aquellas con problemas mentales.

Por Eddy Montilla.

Dos hombres llevan días caminando sin comer nada en el desierto. De repente, uno de ellos se echa a correr y le grita a su amigo: “Pepe, ¡mira! Pan, ¡como el maná del desierto!”

“Ya yo veo que tú estás mal de la cabeza. El maná era blanco y eso es casi negro. Deja de comerte la mierda del camello y corre rápido a ver si lo alcanzamos”.

Copyright 2017 hablemosunpoco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.


A reír: El genio arrepentido

19 febrero, 2017

EXAMEN

Por Eddy Montilla.

“Papi, ¿por qué yo soy tan inteligente?” Le pregunta un niño a su padre después de enseñarle sus buenas calificaciones.

“Porque tú eres un genio como tu padre, hijo”. Le responde el papá.

¿Por eso te casaste con mami?”

“No. ¡Hasta los genios se equivocan!”

Copyright 2017 hablemosunpoco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.


A reír: el estudiante listo

17 diciembre, 2016

Por Eddy Montilla.

GALLINA

“Este es mi dibujo, profesora”.

“¿Una página en blanco?”

“No. Es una gallina rápida comiendo granos de maíz, pero ya se los comió todos”.

¿Y dónde está la gallina, cerebrito?”

“Pues, ya se fue”.

Copyright 2016 hablemosunpoco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.


A reír: Besos no deseados

5 agosto, 2016

Por Eddy Montilla.

PLOMERO

Un hombre entra tambaleándose en su casa y dice: “¡Qué bellos están tus finos brazos, querida! ¡Déjame besar todos los lunares de tus manos uno por uno!”

”Tres cosas me dicen que usted está más borracho que una cuba, señor”, le grita un hombre desde el baño: “primero, yo no soy su mujer; soy plomero (fontanero). Segundo, esos “dos finos brazos” son mis destapadores (desatascadores) para destapar (desatascar) su inodoro. Y tercero, yo nunca había visto a un hombre tan alegre besando su propia mier….a!

Copyright 2016 hablemosunpoco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.


A reír: El verdadero infierno

13 junio, 2016

Por Eddy Montilla.

Nota aclaratoria: El siguiente chiste es una historia ficticia creada por el autor con el único objetivo de traer sana diversión al lector y no tiene, por tanto, la más mínima intención de burlarse de las personas por sus convicciones religiosas.

INFIERNO

Un domingo en la mañana, un padre está leyendo historias de la Biblia a su pequeño hijo.

“Papi, ¿existe realmente el infierno?”

“Pues, claro, mi hijito.”

“¿Y dónde está?”

El padre dirige la mirada hacia su esposa y le pregunta amablemente:

“Querida, ¿cuál es la nueva dirección de tu madre?”

Copyright 2016 hablemosunpoco.wordpress.com. Todos los derechos están reservados.